viernes, 29 de mayo de 2009

Gobierno de Aragón adquiere las tablas de San Miguel arcángel y San Gregorio Magno de Pedro García de Benabarre

29.5.2009.

De Aragón Liberal

Los informes encargados por el Ejecutivo indican que ambas piezas se adscriben estilísticamente al taller del maestro aragonés

La decoración de las obras, adquiridas en la Galería Balclis de Barcelona, coincide con las fórmulas decorativas de la Escuela de Pintura Gótica de Lérida durante el siglo XV

El Gobierno de Aragón ha adquirido las tablas de San Miguel arcángel y San Gregorio Magno del artista aragonés Pedro García de Benabarre en la Galería Balclis de Barcelona por un importe de 140.000 euros.

Los informes encargados por la Dirección General de Patrimonio indican que ambas piezas tienen un fondo dorado con decoración en relieve de tipo vegetal lo que coincide con las fórmulas que se utilizaban en la Escuela de Pintura Gótica de Lérida en el siglo XV. El análisis y descripción de las tablas indica además que ambas piezas pertenecieron a una sola tabla en la que había una imagen central entronizada, tal vez la Virgen con el Niño, a la que flanqueaban ambos santos.

Las dos obras son de iguales dimensiones y en el retablo original la pintura de San Miguel ocupaba el lado izquierdo y San Gregorio el derecho, según indica el informe de análisis y descripción que se ha realizado de forma previa a su adquisición. Los estudios señalan también que las obras han sido manipuladas en diferentes ocasiones y su actual estado requiere trabajos de restauración.

Las tablas adquiridas por el Departamento de Cultura del Ejecutivo autonómico se adscriben estilísticamente al taller de Pedro García de Benabarre, pintor de retablos documentado en Aragón y Cataluña entre 1445 y 1483. Su estilo pictórico es conocido a través de la tabla titular del retablo de la Virgen de Bellcaire depositado en el Museo Nacional de Arte de Cataluña.

La intensa actividad artística del autor aragonés le convirtió en un modelo a imitar y su estilo perdura en el Alto Aragón oriental y en toda la provincia de Lérida hasta comienzos del siglo XVI.

La compra por parte del Gobierno de Aragón de las dos piezas por un importe de 140.000 euros contribuye a engrosar los fondos de la colección de arte gótico aragonés.

No hay comentarios: